Aries


Aries simboliza el inicio, la energía primordial que, emergiendo del océano de la esencia, se manifiesta en el mundo físico e ilusorio, surgiendo como una entidad individual, cuya tendencia es diferenciarse cada vez más de esa fuente originaria que constituye su esencia.  Es la formulación de la sustancia, mediante la búsqueda constante de una identidad propia.  En el Aries se evidencia la energía potencial que intenta encauzarse a través de acciones que permitan dar forma a algo nuevo. 

En el ciclo de las estaciones representa el inicio de la primavera.  

En el ser humano, al impulso necesario para salir del útero materno y nacer a la vida.

Los Aries son valientes por naturaleza, lo cual les permite sortear con fiereza los desafíos cotidianos.  

Poseen un gran potencial de energía que, de no ser adecuadamente canalizada a través del deporte o alguna actividad intensa, puede llegar a producirles gran inquietud y ansiedad.  

Su espíritu competitivo les hace destacar fácilmente, especialmente en el ámbito deportivo.

Tienen una fuerte iniciativa que les permitirá emprender nuevos retos con un gran entusiasmo y liderazgo, pero tan pronto como algo se empieza a consolidar les cuesta mucho mantener el entusiasmo inicial, pudiendo dejar muchos proyectos inconclusos, o delegar en otros la responsabilidad una vez que ellos han dado el primer impulso. 

Como signo de fuego, Aries puede compararse con la chispa, que inicia la combustión.

Son característicos su vitalidad, autenticidad, originalidad, arrojo, impaciencia, voluntad, independencia, autoafirmación y determinación.

Es un luchador nato, el guerrero por excelencia, pero su actitud precipitada puede acarrearle más de un percance.

Tiene aptitudes de líder y don de mando, por ello no es raro verlo en actividades ejecutivas, empresariales, así como en el mundo militar.

Su espíritu aguerrido y su amor por la justicia, también lo inclina fácilmente al activismo.  

Excelente trabajador, se exige mucho a nivel laboral, esmerándose en la precisión y el detalle, más es propenso a tener conflictos con la autoridad, por lo que puede encontrarse con dificultades en el campo profesional que retrasen su ascenso.  De cualquier manera, el ariano se esforzará para llegar a donde quiera, de forma paciente y perseverante.  

Se sentirá más cómodo en un negocio propio y su actitud emprendedora le puede impulsar a establecerlo, pero posiblemente se asocie con alguien para contar con un estímulo adicional que le motive a seguir adelante cuando su entusiasmo inicial decaiga.

Familiar y cercano a nivel afectivo, pero a la vez muy independiente, puede que a veces le resulte un esfuerzo el tener que conciliar ambas facetas.

Cuida de su familia y, a pesar de su carácter a veces arisco, necesita cariño y calidez.   

Es demostrativo en la conquista amorosa y concede gran importancia a la armonía en las relaciones, comportándose de forma delicada con la pareja, disfrutando el mutuo compartir, sin embargo, su intenso carácter suele darle propensión a discutir, en busca de justicia e igualdad en la interacción.

Sexual por naturaleza y con una libido muy alta, experimenta la sexualidad de forma intensa, apasionada y transformadora.

Su filosofía de vida es ser feliz y espontáneo y disfrutar todo lo que pueda, abarcando un horizonte cada vez más amplio, ya sea a través de los viajes o el estudio o algún proyecto personal.  Su autoconfianza es grande y le permitirá llegar muy lejos si así se lo propone.

De carácter fuerte, tiende fácilmente a las discusiones y a caer en provocaciones, ya que le cuesta contenerse.

Debe aprender a enfocar su poderosa energía de manera adecuada para no verse envuelto en actitudes violentas ni imprudentes que puedan causarles perjuicios a los demás o a sí mismo.

El autoconocimiento y el autodominio serán claves para el buen desenvolvimiento de su experiencia vital.



Nathacha Oura
Consultora de Astrología y Tarot
Formadora en Astrología y Tarot
Coach Astrológico