Capricornio




Capricornio, es el signo de la Cabra con cola de Pez, que sale de la profundidad acuosa del caos en busca de la armonía reinante en las sólidas alturas.

Es un signo muy sensible a quienes le rodean, tan sensible que suele sentirse realmente abrumado al percibir el caos, la confusión y el sufrimiento de los demás, por ello tiene una gran necesidad de independencia y precisa estar en soledad para encontrarse a sí mismo y desarrollar un impulso y fuerza interior que le permitan salir fuera en búsqueda del mundo ideal pacífico y armónico que parece inalcanzable, pero que permanece allí en lo más alto de la montaña, esperándole, e instándole a esforzarse por realizarlo.

La imagen fría que presenta no es más que un intento desesperado de refugiarse en sí mismo, aunado a la inseguridad que siente respecto a las relaciones, lo que le hace guardar cierta distancia prudencial, al menos hasta que se familiariza, entonces adopta una actitud paternalista.

Intelectualmente suele ser distraído, despistado, olvidadizo, imaginativo, fantasioso, pero es capaz de sacrificar sus ideas y sueños en pos de fines prácticos.

Tiende al pesimismo y se preocupa mucho, pero también se ocupa.

Actúa de forma lenta y reflexiona mucho antes de embarcarse en cualquier empresa haciéndolo todo de forma calmada, segura, tenaz y perseverante. Normalmente, opera guiado por algún interés que lo mueve a ello, ante un desafío, capricornio se preguntará ¿qué voy a ganar con esto?.

Es un hábil trabajador y muy creativo en el ámbito de las finanzas y, aunque sus bienes pueden verse afectados por reveses inesperados que desestabilicen su economía, este siempre descubrirá maneras originales de volver a comenzar nuevamente.

Es conservador, amante de la tradición, de las costumbres y le cuesta mucho adaptarse a los cambios drásticos, sin embargo cuenta con la fortuna de salir victorioso y con ganancias de los períodos de sufrimiento que experimenta en la vida, porque los afronta con mucha inteligencia y filosofía.

Tiene la cualidad de crecerse ante las dificultades y precisa contar con retos que superar.

Capricornio se deleita más que ningún otro en la consecución de sus metas y es en el campo profesional donde encontrará el equilibrio y la armonía que busca. Siendo la justicia uno de sus objetivos a alcanzar, no es raro verlo comprometido en causas colectivas.

Respetuoso de las leyes, no va más allá de lo políticamente correcto, por lo que da muchas veces la imagen de una persona reprimida y siempre, en todo caso, seria, responsable y respetable.


Escéptico, práctico, maduro y austero, su filosofía de vida es, sobre todo, ser útil, funcional y eficiente. Contrario a lo que se pudiera pensar, es capaz de entregarse por completo a sus ideales y sacrificarse por ellos.

La lealtad y la responsabilidad son unas de sus grandes cualidades, siendo capaz de comprometerse profundamente con causas colectivas, no obstante, es también muy exigente con los otros, demandando su colaboración.

El poder es algo que valora y desea y trabajará duro para obtenerlo. Necesita liderar, estar en el primer puesto, pero descubrirá que es más fácil si cuenta con la ayuda de otros, así que buscará alianzas que le faciliten la consecución de sus planes.

Sin embargo, tiende a desconfiar de los demás, conteniéndose hasta no haber experimentado un proceso de adaptación y compenetración.

Es estricto, rígido, autoexigente y el signo más disciplinado y ordenado de todos.

Si asume su autoridad con madurez, puede ser de gran ayuda para los demás, enseñándoles a valorar lo que tienen y a ser pacientes, resistentes, constantes y trabajadores, constituyéndose para estos en un ejemplo de superación ante las adversidades.